TRIBUTACIÓN de las indemnizaciones por daño corporal

El espíritu de la norma existente para resarcir un perjuicio personal es restablecer a la víctima en su situación previa a los daños y perjuicios sufridos. Por ello, recibida la indemnización, no estamos ante un enriquecimiento, en tanto lo ingresado solo ha servido para compensar, y de ahí que esté exenta de tributación como ganancia patrimonial.

El reciente Anteproyecto de Ley de Medidas de Eficiencia Procesal del Servicio Público de Justicia, sin embargo, postula lo contrario, que lo que antes estaba fuera de tributación ahora se declare en el IRPF.

Un sinsentido con un claro fin recaudatorio.

https://www.abc.es/motor/trafico/abci-denuncian-gobierno-pretende-recaudar-traves-indemnizaciones-victimas-accidentes-202201120024_noticia.html

Daniel Nevado Portero, socio de LIVERITAS Abogados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *